El portavoz del presidente de Rusia -Vladimir Putin- confirmó recientemente que se han instalado varias cabinas desinfectantes en el Kremlin y también en la propia residencia del presidente ruso en las afueras de Moscú, con la finalidad de reprimir cualquier posible contagio por coronavirus en estos centros de trabajo.

“Las cabinas desinfectantes han sido instaladas tanto en el Kremlin como en Novo-Ogaryovo, donde ésta es la ubicación más concurrida por el Presidente ya que realiza muchos eventos allí y luego regresa al Kremlin”, dijo el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, a los periodistas interesados el miércoles 17 de junio. “Esta adquisición está relacionada con la situación epidemiológica que vivimos y se instalaron en el pico de la epidemia”. “Cuando se trata del Jefe del Estado, las medidas de seguridad adicionales están justificadas y son comprensibles”, agregó.

Cabe destacar que Rusia ha sido uno de los países más afectados por la pandemia, situándose solo detrás de Estados Unidos y Brasil en los números de casos de Covid-19. Ha informado de más de 550.000 infecciones y 7.400 muertes, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

Las cabinas de control, al igual que las cabinas inteligentes de control antipandemia King Long ANMO, están diseñadas para medir la temperatura corporal de cualquier empleado, han sido programadas para reconocer el uso de mascarillas de manera obligatoria y por último todas las personas que quieran acceder a los recintos donde están instaladas deberán pasar por una zona de desinfección anticoronavirus para eliminar cualquier posible resto de la propia ropa, según dicta el informe de la RIA y que además certifica que estas cabinas están autorizadas por el ministerio de derechos del consumidor del gobierno ruso.